Todo sobre las Mascarillas FFP2

Actualmente inmersos por una pandemia por COVID-19 y con una previsible cuarta ola, sigue existiendo mucha desinformación acerca las mascarillas. Cuales son las mejores para poder protegernos de este virus. Uno de los grandes debates son las mascarillas FFP2 sobre su eficacia.

Productos Top vamos a aportar datos sobre el empleo de las mascarillas FFP2,sus principales diferencias con otras mascarillas filtrantes similares y la normativa a la que se acogen.

¿ Cual es el uso mas recomendable de las mascarillas FFP2 ?

Las mascarillas filtrantes FFP2 están diseñadas para protegernos de la infección del COVID-19. Su eficacia de filtración mínima es del 92% y cuentan con un porcentaje de fuga hacia el interior máximo del 8%.

Estas mascarillas empezaron utilizándose en entornos sanitarios por su gran protección pero actualmente su uso se ha extendido por la población.

Los usuarios deben de tener en cuenta una serie de pautas con el fin de garantizar que su uso es el correcto: lavarse las manos antes de utilizarlas, cubrir totalmente la boca, la nariz y la barbilla con la mascarilla, evitar tocar su cara exterior mientras se esté empleando, desecharla agarrándola por la parte de las gomas cuando esté húmeda y emplear para ello un cubo cerrado y, por último, lavarse las manos inmediatamente después de retirarla.

Diferentes tipos de mascarillas FFP2

Existen dos tipos fundamentales de mascarillas FFP2: con válvula y sin válvula. Ambas tienen un índice de filtración bacteriana igualmente eficaz, del 92%, una eficacia similar, en este sentido, a la de las mascarillas higiénicas.

La gran diferencia entre las mascarillas FFP2 con y sin válvula radica en la filtración del aire exhalado al exterior. Las mascarillas FFP2 con válvula aportan una comodidad mucho mayor al usuario ya que facilitan la respiración gracias a la acción de la válvula, que evita la condensación.

La contrapartida de esta propiedad tiene que ver con el riesgo de la salud comunitaria. Y es que el portador de mascarilla FFP2 con válvula no estaría protegiendo a las personas que están a su alrededor: si una persona infectada con COVID-19 lleva esta mascarilla, los aerosoles y gotículas contaminadas pasarían al exterior a través de la válvula, pudiendo infectar a los allegados. Y, de todos es sabido que en el contexto de una pandemia, es tan importante protegerse como ofrecer seguridad a los que nos rodean. Por eso, desde DVD Dental recomendamos el uso de mascarillas FFP2 sin válvula.

Otra propiedad que diferencia este tipo de mascarillas es la posibilidad o no de reutilizarlas. Reconocerás las reutilizables por la R y las no reutilizables por la inscripción NR. Si te decantas por una mascarilla reutilizable, recuerda conservarla en óptimas condiciones de almacenamiento, limpieza y desinfección para que su seguridad no se vea comprometida.

Diferencias entre las mascarillas FFP2 y las mascarillas quirúrgicas

A diferencia de las quirúrgicas las FFP2 son consideradas Equipo de Protección Individual (EPI) y, anteriormente, su empleo se recomendaban fundamentelmente a los profesionales y a los grupos vulnerables por indicación médica, explica el Ministerio de Consumo.

Esta crea una barrera entre el riesgo potencial y el portador de la misma, pues tiene la finalidad de filtrar el aire inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en el organismo. Ahora bien, la eficacia de su filtración la diferencia de otros dos tipos de EPI, la FFP1 y la FFP3.

La duración de estas mascarillas dependerán siempre del fabricante, por lo que se deberá de consultar antes de su compra o en las propias indicaciones que ofrece el produnto, aunque se suele recomendar un uso máximo de cuatro horas. Sin embargo, siempre que se note húmeda o sucia es importante cambiarla.

En cuanto a las mascarillas quirúrgicas, estas son las que se acostumbran a ver en ambientes clínicos, pues su objetivo es evitar que el personal sanitario y los pacientes infectados transmitan agentes infecciosos.

Estas máscaras están diseñadas para filtrar el aire exhalado para proteger a quienes están alrededor, evitando la dispersión vírica al estornudar, toser o hablar. Eso sí, para su uso correcto es importante que presenten un mecanismo que permita ceñirla estrechamente sobre nariz, boca y barbilla a quien la lleva puesta.

Al igual que la FFP2, su tiempo vida dependerá del fabricante pero se aconseja un uso máximo de cuatro horas y un cambio inmediato si se percibe humedad o suciedad.

En definitiva, las primeras mejoran a las segundas pues no solo evita que el sujeto transmita el virus a su entorno cercano sino que además evita ser contagiado por otros.

Las mascarillas mas vendidas recomendadas por Productos Top:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *